Blogia
elcubanito

El envejecimiento, un reto para la familia cubana.

El envejecimiento, un reto para la familia cubana.

En el libro La Tercera Edad y la Familia, de la lic. Teresa Orosa Fraíz, el cual constituyó la defensa para obtener el grado de Master en Psicología de la Educación en la mención de orientación familiar plantea que en muchos países latinoamericanos, al igual que en el resto del mundo, esperan un aumento de la población mayor. Pero lo que más caracteriza a la población de esta área geográfica es la convivencia con la familia, a diferencia de otros modelos culturales de envejecimiento. mas del 80% de la población anciana latinoamericana vive en condiciones de convivencia familiar, según datos ofrecidos en el seminario introducción a la Gerontología organizado por CITED en 1976.

El adulto mayor en Cuba ocupa más del 12 % de la población, y se espera que para el año 2025 uno de cada cuatro cubano sea adulto mayor. Por otra parte el 1% de los ancianos se encuentra en instituciones, el 9% vive solo y el resto en convivencia familiar (CITED 1976). En el caso particular del Municipio de aguada la población con más de 60 años es de 5568 el cual representa el 17.3 % del total de  los habitantes de los cuales el 91 % conviven con sus familiares.

·        ¿Qué cambios implica en los vínculos familiares el envejecimiento acelerado de la población cubana?

·        Imagina que una de cada cuatro personas tendrá más de 65 años en el 2025. Están naciendo muy pocos niños y la esperanza de vida es muy alta. La familia cubana está decreciendo, tiene más personas de la tercera edad que niños.

 

 Uno de los problemas actuales que implica cambios en los vínculos familiares es la problemática de ancianos cuidando a ancianos, por lo que se inicia así una nueva etapa del ciclo vital de la familia. El 15 por ciento de la población cubana tiene más de 60 años. Hay una gran proporción de adultos mayores insertados dentro de la familia. Y las mujeres quieren dos hijos, pero se quedan solo en la aspiración, porque generalmente tienen un descendiente. El envejecimiento poblacional también provoca cambios estructurales. Hay un incremento de hogares unipersonales de ancianos que se han quedado solos.

 

Una característica sui géneris que tiene la familia cubana  y que la diferencia de otros modelos sociales es que esta forma parte en una red amplia de intercambio social. Esto está estrechamente relacionado con nuestro modelo social. La puerta del cubano puede ser tocada infinidad de veces en el día, lo mismo por el médico, que por la enfermera, el fumigador, el vecino... y esto beneficia mucho a los niños y a los ancianos en la mejora constante de la calidad de vida.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres